Los británicos están en medio de una revolución culinaria, y para ayudar (entre muchísimos otros) a la Gran Bretaña a sacudirse la mala reputación gastronómica, el chef James Ferguson y el empresario del sector Kieran Clancy, encabezan el equipo de Beagle en Hoxton. Su  estilo y la pasión por la calidad de los alimentos está demostrando ser una receta para el éxito. El concepto de negocio del Beagle es un ejemplo de como un espacio singular con un menú simple de mercado que cambia a diario y alguna especialidad remarcable triunfan.

Beagle, un concepto que triunfa en London
Beagle, un concepto que triunfa en London

Desde su apertura en marzo. el Beagle ha disfrutado de un considerable reconocimiento (boca a boca entre influencers y muchas reservas), y según Kieran la razón es que lo más singular de Beagle es el sitio en sí: está bajo tres arcos de ferrocarril victoriano realmente impresionantes. Y en London esto es una novedad, porque no es frecuente comer buena comida en un auténtico espacio industrial, arquitectónicamente bello y con un interiorismo muy cuidado.

Venden una cocina sencilla, enfocada al buen producto y platos de temporada y algunos platos muy clásicos. James, quien tiene el control total sobre el menú, también inyecta su propia innovación con buen resultado: al cliente le gusta su propuesta británica y la definitiva influencia mediterránea (James creció cocina en el restaurante griego de sus padres.)

Página web del Beagle
Página web del Beagle

El menú cambia todos los días. Ofrecen carne de animales criados en libertad y productos que vienen directamente de la granja (el concepto farm-to-restaurant). Y en la oferta, una especial atención a la pasta, que trabajan con mimo porque opinan que no hay pasta fresca bastante decente en Londres (nicho de mercado). Como guinda de este pastel,  sus terrinas se están en convirtiendo legendarias (una especialidad “firmada” de la casa, que servirá para el merchandising…¡muy listos!).

En London, hay restauradores que hacen cosas muy interesantes, pero la tendencia más importante en este momento son los restaurantes de gama media a precios razonables (para el bolsillo del londoner medio-alto, por supuesto). Comer bien, en un entorno fabuloso y con buenos productos ya no es sinónimo de comer caro en en la capital del Reino Unido.

Restauración internacional: en London cada vez se come mejor
Deja tu valoración

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *