La cocina ha hecho muy bien su trabajo. Los chefs, aprovechando la ola mediática de que ha traído la popularización de la gastronomía, se han convertido en los protagonistas casi exclusivos del negocio de los restaurantes.

El personal de sala, que durante décadas vivió tiempos dorados, parece haberse conformado con un papel del segundón que sólo brilla últimamente con la aparición de los mixologists-barman o camarero de barra que cuentan con el soporte económico de las marcas de alcoholes,  y la activa presencia de los someliers, apoyados por las bodegas y productores de vinos.

Pero el maître, encargado, camarero, comís…se han vuelto transparentes en un entorno en el que, la deslumbrante figura del chef brilla como una estrella, mientras en su estela navega el vino y el alcohol.

Esta situación ha disminuido la influencia del trabajo de la brigada de sala, que en muchos casos no aporta ningún valor añadido a la experiencia global del cliente. Esta es una selección de artículos sobre como trabajar en sala para darle al cliente un valor añadido.

Un par de cuchillos y una mesa auxiliar, dan vida al comedor de tu restaurante

Caliente, caliente…¿los fogones salen a las salas de los restaurantes?

Ideas para trabajar el servicio de gueridón en un restaurante: 4 clásicos fríos

Servicio de gueridón, la estrella olvidada en las salas de los restaurantes

Limpiar y emplatar el pescado, un servicio de sala obligado

Camarero de restaurante, un oficio a reinventar

¿Te ha resultado útil este post?
¿Dónde está el camarero?
Deja tu valoración

Un Comentario
Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *