Todos comemos distinto. Por cultura y/o religión, todos nosotros nos hemos criado con una dieta diferente. Los musulmanes comen halal y los judíos kosher. Los españoles, italianos, griegos, tunecinos, marroquís… estamos atados de por vida a la dieta mediterránea.

Por otro lado, hay muchos colectivos con necesidades nutricionales específicas, como los celíacos. Y finalmente, los que eligen una opción dietética de acuerdo con su ética y filosofía de vida (vegetarianos, veganos…)

En todas las ciudades encontramos restaurantes que sirven comida específica. Aunque no es mala idea marcar en la carta y menú los platos que se ajustan a las características de estos grupos, aunque tu restaurante no tenga  platos especiales para ellos.

Pero una ensalada, unos spaguetti pesto o una crema de verduras es comida vegetariana ¿verdad?. Estudia bien tu carta y a tu cliente y pónselo fácil a la hora de elegir, dando el máximo de información de tus platos en la carta para que se ajusten al máximo de gustos.

Y si notas una buena aceptación entre tu clientela, empieza a enfocarte en ir ampliando tu gama de platos “al gusto de todos”.

Una Carta de Menú para todos los gustos
Deja tu valoración

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *