Es cierto que la comida entra por los ojos. Y que un buen emplatado puede reportarte una mejor presentación del producto y bien llevado una bajadita de costes, que nunca viene mal.

Pero hay que acertar. Intentar el Pollock Style de David Muñoz en DiverXO con unas lentejas caseras en un plato de porcelana del siglo pasado, es un desacierto que le resta puntos al plato e incluso lo ridiculiza.

No sé si intentan hacer “edible art” o lo se les ha caído el bote de pimentón encima….

Coherencia, señores, coherencia.
IMG_5526.JPG

IMG_5524.PNG

Emplatados coherentes
Deja tu valoración

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *