¿Un consultor? Créeme si te digo que el proceso de diseño, montaje y lanzamiento de tu restaurante va a ser algo así como un embarazo muy doloroso y delicado con un parto que va a hacerte ver las estrellas. ¿Por qué? Muy sencillo. Nada va a salir como tienes previsto en la cabeza. Inicialmente visualizas perfectamente lo que deseas, pero las piedras en el camino con las que vas a tropezarte te llevarán a plantearte muchos interrogantes. Y a tomar decisiones muy importantes.

Te va a costar tiempo y esfuerzo encontrar el espacio donde instalarte. Vas a recorrer calles, plazas y avenidas en busca del emplazamiento perfecto. Los locales que te gusten, tal vez no puedas pagarlos, y tengas que ajustarte a tu presupuesto de traspaso y/o alquiler. Y una vez lo encuentres, tendrás mil dudas acerca de si es la mejor elección.

El concepto inicial de negocio (una hamburguesería, un take away de ensaladas y burritos, un bar de pasta, un restaurante gourmet…) tal vez no pueda mantenerse y finalmente, tengas que ajustarte una vez más a tu presupuesto para invertir en infraestructura y también adaptar tu oferta al público que encontrarás en la zona en la que montas el bar, restaurante o cafetería. Deberás revisar constantemente el modelo de negocio, para no dejarte la piel en el intento. Y nadie mejor que un consultor a tu lado en estos momentos.

Durante el proceso de diseño de la cocina y la sala, te rodearás de profesionales que te asesorarán y venderán los equipos y servicios que todo restaurante ideal debe tener. Pero no podrás pagarlo todo y deberás aplicar un criterio de prioridades para elegir las partidas en las que invertir tu dinero.

Cuando consigas tener el local, montar la cocina y la sala y crear un equipo de trabajo, tu energía estará en un momento delicado, pasarás de la euforia a la agonía diez veces en un mismo día.

Y en el momento de la apertura, no puedes fallar. Todo debe estar bien reflexionado, planificado y ejecutado de forma impecable para que todo el esfuerzo te lleve al éxito.

Una persona a tu lado, el consultor, que te ayude a visionar las posibilidades reales de cada emplazamiento, te aconseje sobre la mejor forma de ir adaptando tu concepto, te apoye en las decisiones de compra importantes para que todo encaje y te de las mejores pautas comerciales para lanzar tu negocio puede ser tu mejor aliado

Los consejeros no somos tus empleados ni tus socios. Somos cómplices de tu éxito, que es el nuestro. No apoyamos tu sueño, sino las posibilidades reales de conseguirlo. No somos tu familia y amigos, ni una cheerleader con pompones que aplaude tus pasos, sino una figura crítica y profesional en la que confiar, porque nos mueve un único objetivo: que consigas un negocio sostenible y feliz.

Esta mezcla de asesor-consultor-coach es nuestro trabajo. Confía en nosotros si quieres lanzarte a montar un negocio de hostelería y restauración con un profesional con experiencia a tu lado. Ahorrarás dinero, tomarás decisiones con más y mejor información y te sentirás apoyado. Cuatro estupendos motivos para contratarnos.

¿Te ha resultado útil este post?
4 motivos para contratar un consultor
Deja tu valoración

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *