Al Dolci Parole se empeñan en llamarle gastro-bar, cuando es algo diferente. Es una auténtica casa de comidas italiana, con la pasta más al dente que puedas encontrar, emplatados de la mamma (sin complicarse la vida con brotes o brochazos) y con una calidad de producto fenomenal. Es un espacio relajado, con un interiorismo sin pretensiones y una pequeña y coqueta terraza.

En 2014 visité varias veces la casa de Claudio Maiorano y en ninguna he dejado de pedir el tiramisú, uno de los mejores que he probado.

 

Dolci Parole (Barcelona)
Dolci Parole (Barcelona)
Dolci Parole (Barcelona)
Dolci Parole (Barcelona)
Dolci Parole (Barcelona)
Dolci Parole (Barcelona)
Dolci Parole (Barcelona)
Dolci Parole (Barcelona)
¿Te ha resultado útil este post?
Dolci Parole, su tentación se llama tiramisú
Deja tu valoración

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *