En Iki disfruté de una mesa del chef en su chef-room, una de esas cenas donde la conversación gira entorno a la comida y su elaboración.

El nombre del restaurante significa elegante, pero sencillo; discreto, pero funcional. Iki es una forma de ser, noble, honesta y valiente; un estilo basado en los valores de los antiguos samurais. La sencillez, la discreción y la valentía, valores fundamentales para afrontar la vida. Muy inspirador.

Pau Arenós lo definió en su apertura como «Es un restaurante de Barcelona en el que se come japonés».

Estas son las fotos del gastro-show de IKI.

IKI (Barcelona)
IKI (Barcelona)
IKI (Barcelona)
IKI (Barcelona)
IKI (Barcelona)
IKI (Barcelona)
IKI (Barcelona)
IKI (Barcelona)
IKI (Barcelona)
IKI (Barcelona)
IKI (Barcelona)
IKI (Barcelona)
IKI (Barcelona)
IKI (Barcelona)
IKI (Barcelona)
IKI (Barcelona)
IKI (Barcelona)
IKI (Barcelona)
IKI (Barcelona)
IKI (Barcelona)
IKI (Barcelona)
IKI (Barcelona)
IKI (Barcelona)
Deja tu valoración

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *