A Hemmingway le gustaba escribir en los bares, o eso cuenta la leyenda. Y eso que en su época, el Artesian del Hotel Langham, tal y como lo conocemos hoy, no existía. Ni la coctelería había alcanzado el su momento actual, tan creativo. El americano vivía de Mojitos (en La Bodeguita) y Daikiris (en el Floridita) y probablemente, mucho vino barato de escritor maldito (¿o me estoy liando con Charles Bukowski?). Si el bueno de Ernest todavía respirara, viviría en uno de los sofás de este bar, el Artesian.

Esta introducción es la excusa perfecta para enseñaros el Digidiva que estoy tomando mientras escribo este post, sentada frente a la barra del que está considerado el mejor bar del mundo, disfrutando del impecable trabajo de los bartenders detrás de la barra y la coreografía delicada de las camareras de sala.

Artesian Bar UK, Digidiva Cocktail
Artesian Bar UK, Digidiva Cocktail

Si Hemmingay estuviera aquí, pediría al bartender servirle todos los cocteles de la carta. Y darle al random repeat en la lista hasta caer a sus pies.

Artesian Bar
Artesian Bar

A mi visita a este templo del beber exquisito, le precede una visita al restaurante Iberica, el bastión de la gastronomía española en London, con el chef asturiano Nacho Manzano, 2 estrellas Michelin, como asesor gastronómico.Y de este establecimiento, y mis sensaciones en él es de lo que quiero escribir, mientras sorbo con los ojos cerrados el Digidiva y mi cabeza fantasea con que pedir después, porque esto de la coctelería es como un tienda de golosinas para adultos.

Vamos con el Iberica.

Detrás de cada gran concepto diseñado por un chef o un empresario de la restauracion, hay un equipo que lo hace realidad. Clic para tuitear

Esto nos lo recuerda casi a diario Quique Dacosta, especialista en dar las gracias a su equipo y valorar su trabajo como parte fundamental e indispensable de su éxito. El resto de grandes figuras de la gastronomia española, los chefs estrellados, soleados y/o con distinción Best, también dedican tiempo y esfuerzo, sobre todo en redes sociales, al agradecimiento de sus equipos. Porque por muy Ferran, Arzak, Roca, Anduriz, Atxa, que te llames, si no te pela alguien las patatas no vas a llegar muy lejos.

Ibérica es un buen ejemplo: este restaurante de Marylebone, situado en una buena esquina de uno de los pijo-barrios de London, con un interiorismo chulísimo y una carta spanish spanish del chef asturiano Nacho Manzano, no sería nada sin el equipo que cada día lo pone a funcionar.

Luis y Manolo (cocina y sala), son los responsables que Ibérica sirva una estupenda muestra de la cocina española a más de 400 personas a diario, con esa atención en sala que los españoles sabemos dar como nadie. Calidez en el trato, sonrisa y buenas maneras que hacen que el cliente se sienta amigo y bienvenido.

Lo nuestro, bien hecho, es garantía de éxito. Clic para tuitear

Su propuesta gastro pone en evidencia que el buen jamón, el queso bien elegido y las tapas de toda la vida (ensaladilla, croquetas, pulpo a feira….) siguen siendo bazas ganadoras.

Luis, Manolo y sus equipos, son los artífices del éxito. Al igual que los miles de profesionales que cada día se comprometen a llevar a la excelencia las recetas de un chef asesor / director gastronómico y gestionar con precisión de reloj suizo todo aquello que no se ve. Son ellos los pilares de negocios como Ibérica, los verdaderos protagonistas de una industria que nos representa y nos da prestigio en el mundo.

Tal vez sea el efecto del Absolut Elyx de mi Digidiva, o mi Absolut Passion por este sector y su gente, pero no puedo evitar emocionarme recordando la energia que contagia el brillo de sus ojos cuando hablan de su trabajo estos dos ex-pats. Cerremos embajadas, abramos restaurantes pienso al escucharlos.

Londres/London es una buena plaza para la restauración española, que sabe mucho de buen comer y buen servir. Un mercado sediento de nuevas propuestas de calidad. Un target audience al que es facil fidelizar con calidad y buen servicio. Y de eso, sabemos mucho.

Dicho esto, llego al final de mi Digidiva, con un último sorbito, apurando la magia de los ingredientes de esta receta con la presentación más fascinante que he visto nunca. Es viernes y mi avión no sale hasta dentro de unas horas. Tal vez sea el momento perfecto de atreverme con un Weekend Lover.

Me refiero al coctel, of course.

Iberica Spanish Restaurants London UK
Iberica Spanish Restaurants London UK
Iberica Spanish Restaurants London UK
Iberica Spanish Restaurants London UK
Iberica Spanish Restaurants London UK
Iberica Spanish Restaurants London UK
Iberica Spanish Restaurants London UK
Iberica Spanish Restaurants London UK
Iberica Spanish Restaurants London UK
Iberica Spanish Restaurants London UK
Iberica Spanish Restaurants London UK
Iberica Spanish Restaurants London UK
Iberica Spanish Restaurants London UK
Iberica Spanish Restaurants London UK

 

¿Te ha resultado útil este post?
London Calling: del Iberica al Artesian
Deja tu valoración