Gestionar el personal de un restaurante no es cosa fácil. Te comparto algunos interesantes consejos para mantener la moral de la tropa bien alta.

Recuerda que tu equipo es la base de tu éxito. De su actitud depende en un porcentaje altísimo, el éxito de tu negocio.

Mejorar la Comunicación

No te limites a decirles que valoras sus pensamientos, opiniones, sugerencias y comentarios. Los empleados son más felices en su lugar de trabajo cuando sienten que pueden hablar con su jefe. No sólo están más cómodos con un jefe con el que pueden hablar, son más propensos a tener una mejor ética de trabajo cuando sienten que estás de su lado.

Comprométete con tus empleados. Darles retroalimentación y preguntales. Toma en cuenta sus sugerencias y considera implementarlas.

Aprende de tus empleados e interactúa con ellos de una manera positiva para mejorar su moral.

Herramientas adecuadas para gestionar el personal de un restaurante

Para mantener a tus empleados menos estresados y felices, asegúrate de que tengan las herramientas adecuadas para realizar su trabajo de manera que no sólo sean más felices, pero pueden conseguir mejorar:

  • Enséñales cómo proporcionar un buen servicio al cliente
  • Entrénalos en sus operaciones diarias
  • Haz que prueben todos los platos y productos nuevos
  • Proporciona los accesorios adecuados que necesitan.
  • Proporciona listas de comprobación (chek lists) para ayudarles a mantenerse organizados

Jefes competentes

Las razones más importantes empleados están descontentos en el trabajo es debido a la mala dirección.

Para mejorar la moral de los empleados, contrata a gente excepcional e, y asegúrate de que tienen todo el entrenamiento que necesitan para ser buenos líderes.

No olvides que tus directivos tienen un enorme impacto en la moral de tus empleados.

¡Buen trabajo!

Recompensa a tus empleados. Esto no significa premiar siempre con ventajas y beneficios. A veces, es simplemente una palabra amable. Deja que tus empleados sepan que aprecias su trabajo .

Observa y reconoce públicamente el trabajo duro todos los días (el briefing diario es un excelente momento) o al menos semanalmente. La alabanza es un gran motivador.

También puedes agregar en recompensas tangibles si lo deseas. Pero eso, es otra historia.

Si deseas comentar el post, te invito a hacerlo en mis redes sociales FacebookTwitter o Linkedin.

(Foto urbanfragment.wordpress.com)

 

Gestión y motivación de equipo
5 (100%) 4 votos