La incorporación de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) – es decir, hacer lo correcto para los empleados, la comunidad y el medio ambiente como aspecto importante y prioritario del negocio – es, de un tiempo a esta parte, una cuestión imprescindible en el desarrollo, evolución e innovación de los negocios de hostelería.

Es en la visión y valores de la empresa donde se reflejan las líneas maestras de la RSC, que se sostiene en tres vertientes: ética, altruista y estratégica.

De las tres vertientes de la RSC, solo la estratégica está diseñada para generar beneficios. Sin embargo, los estudios muestran que las tres benefician a los restaurantes mediante la creación de un ambiente de trabajo positivo, publicidad deseable y una reputación favorable.

Hoy te hablo de las cinco claves de la RSC para restaurantes y de su aplicación al tuyo.

UNO: Crear la “Cultura de la dignidad”. A la hora de trabajar la Responsabilidad Social Corporativa en el restaurante, la recomendación es crear una cultura de dignidad, respeto y altos estándares éticos.

Para crear esta cultura, diseña, adopta y pon en marcha políticas y procedimientos responsables, aplicados en la práctica diaria en todos los niveles, de la administración a la plonge.

Examina todas las áreas del restaurante bajo la óptica de la RSC – desde los proveedores y lugares de compra de la materia prima hasta tu política de desperdicio – y busca formas de mejorar en este sentido.

Trabaja con quienes crean en tu filosofía, incluidos empleados, clientes, proveedores y colegas, para obtener ideas rentables que cumplan tus estándares éticos.

DOS: Recicla, ahorra, apoya. Siguiendo la vertiente estratégica de la Responsabilidad Social Corporativa, empieza a poner en marcha en tu restaurante iniciativas de ahorro energético, respeto al medio ambiente a través de un sistema eficiente de reciclaje que cumplan todos en el establecimiento y conocimiento y respeto por las diferentes necesidades nutricionales de la comunidad de clientes en la que está tu negocio. Además de crear una fuente adicional de ingresos (especialmente con la adaptación de la carta a las nuevas necesidades) estarás dinamizando económicamente la zona y creando lazos con tu comunidad, que revertirán en forma de clientela.

Destina presupuesto a apoyar eventos sociales, deportivos o culturales que se celebren en tu comunidad y que respondan a tus Valores y los de tus clientes. Eso también es RSC.

TRES: Salarios justos y sostenibilidad. Justo y sostenible son dos términos que se llevan bien con la Responsabilidad Social Corporativa en su vertiente ética. Establece remuneraciones justas para tu plantilla, acordes con su desempeño, responsabilidades y horario laboral. Respeta los convenios del sector en materia laboral y dota a tu equipo de dimensión humana. No son solo trabajadores.

En cuanto a la materia prima, da prioridad a la calidad y sostenibilidad por encima del ahorro en el precio. La RSC habla también del fenómeno KM.0 en este sentido.

CUATRO: RSC = Clientes más satisfechos. Los hábitos nutricionales, las nuevas demandas en alimentación, el crecimiento de la obesidad y de las enfermedades asociadas a una dieta pobre o poco saludable, han puesto el foco del consumidor en la alimentación. En países como USA, con una preocupante tasa de obesidad, los resultados de varios estudios demuestran que la relación entre las actitudes de los consumidores hacia la divulgación de la información nutricional y su posterior evaluación se ve afectada por las iniciativas relacionadas con la RSC.

Las valoraciones de los consumidores mejoran cuando la empresa tiene una reputación existente de RSC y cuando incluye opciones de productos saludables, incrementando la satisfacción.

CINCO: Compromiso con la RSC = Más credibilidad (e inversión). Según un estudio de 2011 de la Escuela de Negocios de Harvard, Responsabilidad Social Corporativa y Acceso a las Finanzas, las empresas con un fuerte compromiso de RSC pueden ayudar a aliviar los temores de los potenciales inversores, haciéndolos más propensos a invertir.

El compromiso con la RSC revierte, con el tiempo, en las propias empresas del sector. Cuanto mayor sea el compromiso del todo el Equipo, mayores serán los efectos.

Me parece interesante terminar este repaso por lo que supone la RSC para empresas de hostelería y sus claves principales con un ejemplo muy claro de cómo hacer las cosas bien, que encontramos dentro de nuestro sector. Lo encontramos en McDonald’s y te invito a reflexionar sobre su forma de enfocar la RSC, porque es muy inspiradora.

EL EJEMPLO:

En nuestro sector, el restaurante destacado es McDonald’s. En UK, las prácticas del gigante de los arcos dorados son una clara visión 365 de la RSC: reciclaje y ahorro de energía en todas sus acciones (como el uso de bombillas LED de baja energía, equipos de ahorro de energía y urinarios sin agua y reciclado de aceite de cocina y cajas de cartón), apoyo a la comunidad (son Community Partner de varias Asociaciones de Fútbol, trabajan con clubs locales, escuelas, equipos juveniles y ligas junior alrededor del Reino Unido, organizan patrullas diarias de basura y colaboran con varias organizaciones benéficas medioambientales) y trabajo humanitario (centrado en apoyar las Ronald McDonald House Charities, una organización benéfica independiente que ofrece un “hogar lejos del hogar” para familias con niños que reciben tratamiento en el hospital).

RSC: respetar, valorar y no dañar el mercado, lugar de trabajo, comunidad o medio ambiente. Clic para tuitear

Este artículo está inspirado en otro que publiqué primero en la web de Diego Coquillat.

¿Te ha resultado útil este post?
RSC para Restaurantes: las 5 claves que debes conocer
5 (100%) 1 voto