DIGITALIZACIÓN DEL TURISMO

El Turismo es uno de los sectores más importantes de la economía española y uno de aquellos en los que la digitalización está impactando más intensa y rápidamente. El sector turístico es un área de actividad que utiliza de forma intensiva tanto la información como las transacciones en todas y cada una de las etapas de su cadena de valor.

Las innovaciones introducidas en los servicios y la creación de nuevos modelos de negocio han provocado la transformación de la cadena de valor en su conjunto.

La nube, la movilidad, lo social… son elementos imprescindibles a lo largo de toda la cadena de valor, entre otras razones porque los usuarios y las empresas las consideran elementos de simplificación de los procesos y de ahorro de costes.

Además, hay que sumar las redes sociales, donde los turistas comparten sus experiencias, y la economía colaborativa, en la que juegan un papel esencial los contenidos y las prescripciones realizadas por los usuarios, antes, durante y después del viaje.

En el mundo del turismo, la competencia se basa ya en la presencia, diferenciación y reputación online, referentes en la estrategia de una empresa turística digital.

LOS CUATRO EJES DE LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL

Desde el punto de vista tecnológico, el turismo y la transformación digital tiene cuatro ejes: cloud, mobile, IoT y social.

EJE 1 – Cloud

Productos y servicios digitales en torno al ‘cloud computing’ (todos aquellos ofrecidos de forma distribuida a través de Internet) y al DATA, entendido como la captación, gestión y tratamiento de datos, el elemento fundamental en la infraestructura tecnológica de los negocios digitales.

El cloud ha permitido la creación de plataformas tecnológicas que ofrecen nuevos servicios de desintermediación que, a su vez, han favorecido y potenciado la aparición de nuevos agentes que han transformado el sector turístico.

El éxito de las agencias online (OTAs en sus siglas en inglés de Online Travels Agencies) o el auge de la economía colaborativa no podría entenderse sin el desarrollo del cloud.

Las ventajas para las empresas son evidentes: capacidad de almacenamiento; aplicaciones y proceso en la modalidad bajo demanda y en cualquier momento y lugar; ahorro de costes; liberación de la necesidad de mantener los sistemas y de renovar el software; simplificación y flexibilidad de procesos (mejorando eficiencia y competitividad); disponibilidad de la última tecnología sin costes adicionales y sin necesidad de tenerla que amortizar; y gestión de las necesidades de los usuarios de manera ubicua y en tiempo real.

En definitiva, es una herramienta que ayuda a las compañías a olvidarse de la tecnología y a poner el foco en el propio negocio turístico, especialmente en el caso de las pequeñas y medianas empresas que no disponen de grandes partidas para invertir.

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo, a través de Red.es, ha puesto en marcha un programa para estimular la oferta y demanda de soluciones en la nube, mediante dos tipos de ayudas:

  • Ayudas para la adopción de soluciones cloud, opción que ofrece a las empresas distintas soluciones de un catálogo, con categorías como gestión económica, gestión de negocio, presencia en Internet, comercio electrónico, centralita virtual o puesto de usuario, entre otras.

  • Ayudas para el desarrollo de soluciones cloud, opción que está destinada a empresas del sector TIC. Las ayudas tienen por objeto aumentar la oferta de soluciones en modo Software as a Service (SaaS) de las empresas, para así mejorar su competitividad y posicionamiento. Ya se han lanzado dos convocatorias del Programa.

EJE 2 – Mobile

Todo el ecosistema constituido por los dispositivos móviles con conexión a Internet así como todas las plataformas, servicios y aplicaciones asociadas a estos, parte esencial de la oferta de productos y servicios de cualquier sector.

Los turistas y viajeros son usuarios cada vez más intensivos de los dispositivos móviles, en todas las modalidades. Todos somos conscientes de que, en pleno siglo XXI, el turista es más dependiente que nunca de teléfonos inteligentes y tabletas, convertidos en elemento imprescindible en todas las fases del viaje.

Esta tendencia emergente ha pasado a ser un auténtico motor de cambio al que las empresas turísticas se han de adaptar.

La demanda de conexión ubicua está llevando también a los establecimientos a facilitar conexiones de última generación como un servicio habitual, habiéndose convertido en una commodity para el cliente.

EJE 3 – Internet de las Cosas (IoT)

El conjunto de dispositivos y objetos conectados a Internet, con especial atención a su aplicación en domótica y sensorización, la combinación de sensores, beacons, algoritmos y redes M2M hace del Internet de las Cosas un concepto que está cambiando y sobre todo, cambiará, la forma de hacer negocios.

Los dispositivos wearables (gafas, relojes o pulseras) y los beacons, como representantes del Internet de las Cosas, prometen grandes aplicaciones en el mundo del turismo y la transformación digital, como medio de control o de pago, billete electrónico, elemento generador de información, etc.

Entre los principales puntos fuertes que aporta el Internet de las Cosas al turismo se encuentra la profundización en el conocimiento del viajero derivada de la captura y análisis de datos para ofrecerle lo que le es útil en cada momento; la reducción del tiempo que debe dedicar a entradas, salidas, gestiones y procesos administrativos; la mejora del acceso a instalaciones y de la formalización de reservas; la disponibilidad de mecanismos de pago inteligentes; o el pago por parte del cliente solo del tiempo exacto en que consuma un servicio.

Con esos datos, disponbiles gracias al IOT, se podrá saber el perfil de turistas que visitan un destino, los monumentos que visitan, cuánto tiempo emplean en ello, por qué calles realizan sus compras, el perfil de la persona que se detiene delante de un escaparate o consume un determinado producto turístico, etc. Con todo ello es posible conseguir una imagen viva del turismo en el destino, sin necesidad de realizar grandes inversiones en análisis y encuestas, conocer los gustos y tendencias de los visitantes, anticipar los cambios y adaptar la oferta según sus preferencias y necesidades.

La irrupción de la IoT, permite ofrecer capas de valor para hacer de los destinos turísticos lugares más inteligentes. Es, además, uno de los pilares de las smart cities: dar respuesta y solución a los retos que el turismo genera en los destinos turísticos.

EJE 4 – Social (Redes sociales)

Plataformas digitales a través de las cuales los usuarios participan, colaboran, comparten e intercambian contenidos, bienes y servicios, herramientas de creciente protagonismo en el ecosistema empresarial y en su relación con los consumidores.

Estos 4 ejes hacen posible que las organizaciones puedan establecer una relación y unas experiencias más potentes y bidireccionales con los clientes, mejoren sus ingresos y su rendimiento, optimicen sus operaciones, accedan a nuevas oportunidades de negocio.

Y, por encima de todo, cambian una mentalidad centrada solo en el producto a un enfoque orientado al servicio y al cliente.

Tenemos un objetivo: Compartir conocimiento para crecer juntos y generar negocios sostenibles y felices.

Seguimos en contacto. Abrazos virtuales.

– También te invito a leer mis artículos El Restaurante en la Era Digital: una mirada tecnológica al futuro del sector y ¿Qué está cambiando la reputación digital en el sector?

¿Te ha resultado útil este post?
INFORME: Transformación Digital en el Turismo
5 (100%) 4 votos

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *