RESTAURANTES ONLINE

Esta es la historia de cómo Green Summit simplemente redujo sus pérdidas y pasó al siguiente concepto de restaurante. Green Summit es solo un ejemplo de una creciente ola de restaurantes fantasma (#ghostrestaurants) que se saltan la parte de la sala y llevan la comida directamente al cliente.

Te interesa leer: Ghost Restaurants: el modelo que inventó internet

Schatzberg y su socio Todd Millman lanzaron Green Summit en 2013 con aproximadamente un millón de dólares de inversión. Su primer concepto online, Authentic (que todavía funciona), se lanzó en agosto de ese año. Según Schatzberg, el restaurante ganó 20.000 dólares en su primera semana de ventas.

Aprovechando la creciente tendencia de entrega online, y con la estupenda experiencia de Authentic, esta empresa de Nueva York ha lanzado nueve restaurantes virtuales desde un local en el vecindario de Lakeview, produciendo pedidos para clientes en Grubhub, una empresa de pedidos de comida que conecta a los comensales con los restaurantes locales.

Con sede en Chicago, la compañía cuenta con casi 10 millones de comensales activos y aproximadamente 75.000 socios de restaurantes en más de 1.300 ciudades en los Estados Unidos y el Reino Unido.

La cartera de marcas de Grubhub incluye OrderUp, Seamless, AllMenus, MenuPages, Restaurants on the Run, DiningIn, Delivered Dish, Eat24 y LAbite.

¿Cómo funciona el negocio de Schatzberg? Sin mesas, sin sillas y sin camareros. Solo una cocina bulliciosa y un flujo constante de conductores que recogen comida para una clientela millenial en su mayoría, que puede o no saber que Butcher Block, Milk Money y Leafage comparten la misma dirección, chefs y propietario. La oferta de las tres marcas, de las tres cartas… sale de la misma cocina.

Hay un área con una parrilla, personas que trabajan con porciones y una habitación adyacente a la cocina donde se montan los pedidos. Todos están hechos por encargo y las estaciones están configuradas por categoría. Por ejemplo, hay una zona de sándwich que produce sándwiches para múltiples marcas. Todos los ingredientes en todas las marcas se encuentran en las mismas áreas y la excelencia viene de la especialización del personal, centrado en elaborar un producto. Hacemos un producto de mejor calidad, que se relaciona con las economías de escala”, dice Schatzberg en alguna de las entrevistas suyas que leo online.

Este modelo de negocio funciona gracias a la dependencia de Green Summit de las plataformas de pedidos. En Nueva York, una persona que realiza un pedido en los restaurantes de Green Summit debe hacerlo a través de Seamless/GrubHub (se fusionaron en 2013). Esta empresa juega un papel crucial en el crecimiento de Green Summit: GrubHub le prestó dinero a Green Summit para su expansión más allá del centro de Manhattan.

Mientras que, hipotéticamente, sería posible que Green Summit estableciera sus propias web/apps de pedidos evitando las tarifas de terceros, los servicios de entrega como Seamless, Eat24, UberEats y Doordash sirven efectivamente de guardianes para cualquier restaurante urbano que desee construir un negocio de entregas en 2017.

En las grandes ciudades como Nueva York, Chicago y Washington, es más probable que la mayoría de los clientes abra una app de entrega en sus teléfonos, con toda la oferta e información que desean, a que empiecen a navegar online buscando restaurante.

Como conclusión, te dejo con un interesante video de Peter Schatzberg, CEO de Green Summit, en el que habla sobre los nueve restaurantes virtuales que abrió en una cocina de una tienda en Lakeview. El vídeo es en inglés, pero merece la pena que lo veas, porque aporta mucha luz sobre este nuevo modelo de negocio que trasciende la sala tradicional.

Tenemos un objetivo: Compartir conocimiento para crecer juntos y generar negocios sostenibles y felices.

Seguimos en contacto. Abrazos virtuales.

– También te puede interesar mi post Estás MUY EQUIVOCADO.

¿Te ha resultado útil este post?
Green Summit. Adios ladrillo, ¡hola online restaurants!
5 (100%) 1 voto

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *