ESTRATEGIA DE LIDERAZGO

Hace unos días, asistí a uno de los #DesayunosCanalCEO organizado por MásCuota, en el que pudimos disfrutar de una amena y distendida charla con Mónica Mendoza (@monicaventas) sobre liderazgo. De este inspirador desayuno me quedé con varios conceptos, como siempre aterrizándolos a nuestro sector, que me gustaría compartir contigo.

La capacidad predictiva, la inteligencia contextual y la resiliencia serán claves para trazar las estrategias, entendidas aquí como el conjunto de prácticas que permiten la supervivencia. En el mundo empresarial, es la clave para lograr el éxito.

Y aquí te cuento por qué los nuevos liderazgos de la transformación deberán dirigir y orquestrar las estrategias de lo que no será un solo gran cambio, sino un largo período de cambios cíclicos en los que se deberán llevar a cabo varias acciones encadenadas para mantener a la empresa viva y exitosa, aprovechando las oportunidades del mercado de forma continua con el análisis de los datos.

1.- PREDECIR PARA CAMBIAR EL FUTURO

La primera de las claves de la Estrategia de Liderazgo es la capacidad predictiva, y ahí la tecnología nos echa una estupenda mano con el Big Data. Esos datos masivos que se generan de forma constante a velocidad de vértigo. Big Data ha sido probablemente el concepto más asociado a la innovación y al desarrollo de proyectos de negocio.

Pero la clave no es tener muchos datos, sino los correctos y relevantes. Por eso, después del Big Data llegó el Small Data y, finalmente… el Right Data.

La hostelería es uno de los motores económicos de nuestro país que agrupa cerca de 300.000 establecimientos abiertos al público. En este escenario altamente competitivo para muchas empresas, el Big data presenta un fabuloso mundo de nuevas oportunidades. Únicamente necesitamos un conjunto de datos suficientemente amplio para poder inferir y hacer y valorar proyecciones. Pero la oportunidad no está exenta retos, como la obligatoria toma de decisiones rápidas ante el volumen masivo de datos creciente, otra característica necesaria para el liderazgo en momentos de transformación.

Con la predicción seremos capaces de hacer frente a estos retos de forma más óptima, entendiendo que las proyecciones son una bola de cristal que puede reflejar las oportunidades y fortalezas que marcarán las estrategias para para seguir compitiendo en un mercado cada vez más competitivo y dinámico.

2.- RESILIENCIA COMO ESTRATEGIA

La resiliencia es la capacidad de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas, la capacidad que en el proceso nos obliga a cuestionarnos si tenemos la fuerza y la voluntad necesarias para continuar adelante, readaptarnos y transformar esas situaciones en desafíos. Situaciones que acostumbran a ponernos entre dos opciones: dejarnos vencer y sentir que hemos fracasado o sobreponernos y salir fortalecidos. Por todo ello, es una de las claves del éxito. Lo rígido se rompe así que, para ser resiliente hay que ser flexible.

Un liderazgo resiliente es una actitud por la que, cuanto más relativicemos las cosas, mejor gestionaremos nuestras emociones y nuestros equipos; por la que no interpretar las situaciones como una amenaza, sino como una oportunidad de crecer; por la que no aferrarse a la seguridad, ya que eso genera más inseguridad y, normalmente cuánto más control queremos tener, más tensión generamos. Un liderazgo basado en relativizar, ver oportunidades de crecimiento y generar seguridad.

En una actitud resiliente, las cosas son como son y tenemos que lidiar con ellas. Lo que sucede es lo que sucede, no podemos cambiar lo ocurrido, pero a partir de ahí somos nosotros quienes damos el significado a eso. Y esta es la forma de aplicarlo al entorno empresarial. El “mi empresa es mi empresa y sus circunstancias” es el nuevo Yo soy yo y mis circunstancias de Ortega y Gasset.

Y esta capacidad la poseen las personas y equipos que se centran en sus objetivos y los persiguen con determinación para volver a resurgir. Con autoestima que les permite pedir ayuda si lo consideran necesario, y para quienes los problemas se pueden convertir en oportunidades de generar grandes cambios estratégicos en la organización.

Las personas resilientes comprenden que las crisis van y vienen, y cada una puede aportarnos una lección de vida. Una persona o un equipo resiliente tiene la firme voluntad de persistir ante la adversidad, mantener la determinación a pesar de los problemas, las desafiantes circunstancias y los retos del camino.

En la web de El Prado Psicólogos, que consulté para documentarme al escribir este artículo, leí a Rosario Linares, directora de este gabinete de psicología que es un centro psicológico de referencia en Madrid en psicoterapia breve y terapias de tercera generación. En El Prado Psicólogos se trabaja desde una metodología integrativa. Para ello, utilizan una metodología innovadora, con herramientas como la hipnosis, EMDR (Eyes Movement Desensitization and Reprocessing), PNL (Programación Neurolingüística), EFT (Emotional Freedom Techniques), mindfulness y coaching.

Rosario plantea una especie de “decálogo” de cómo son las personas que practican la resiliencia, un decálogo que quiero compartir contigo:

  1. Son conscientes de sus potencialidades y limitaciones.
  2. Son creativas.
  3. Confían en sus capacidades.
  4. Asumen las dificultades como una oportunidad para aprender.
  5. Practican el mindfulness o conciencia plena.
  6. Ven la vida con objetividad, pero siempre a través de un prisma optimista.
  7. Se rodean de personas que tienen una actitud positiva.
  8. No intentan controlar las situaciones, sino sus emociones.
  9. Son flexibles ante los cambios.
  10. Son tenaces en sus propósitos.
  11. Afrontan la adversidad con humor.
  12. Buscan la ayuda de los demás y el apoyo social.

A mi, cada uno de los puntos me suena a liderazgo en estado puro. ¿Y a ti?

Durante el #DesayunoCanalCEO, Mónica Mendoza nos aseguró que “La resiliencia es, probablemente, una de capacidades que más deben trabajar las nuevas generaciones, acostumbradas a amplias zonas de confort desde pequeños y a los que la fustración les embarga si no consiguen de forma fácil y rápida aquello que desean y que, una vez conseguido, vuelven a caer en una profunda insatisfacción por no tener más”. ¿Estás de acuerdo?

3.- ENTENDER EL CONTEXTO

La tercera clave de la Estrategia de Liderazgo es la capacidad de desarrollar la inteligencia contextual, mediante la cual los individuos diagnostican el contexto dinámico en el que viven – es decir, su realidad sin filtro – y extraen información valiosa y significativa del mismo.

La inteligencia contextual permite una visión multidisciplinar, clave para entender un mundo en el que “todo está conectado”, y también permite la capacidad de proyectar la empresa/organización a medio y largo plazo, con el conocimiento de las tendencias y los datos del pasado.

Tony Mayo y Nitin Nohria, con el libro En su tiempo, proponen el concepto de “Inteligencia Contextual” a través de una profunda investigación a las personas más destacadas de la historia económica estadounidense. Según la publicación, las personas que han poseído esta inteligencia, tuvieron el olfato para presentir oportunidades y evitar amenazas, pero también tenían otras características que los distinguieron: propensión al riesgo, claridad de visión, sed de innovación, un carisma influyente, entre otras cosas.

Es conocer el presente en el que se vive, es estar en completo contacto con el mundo que nos rodea para entender el contexto, porque refleja la estructura de las oportunidades existentes en un tiempo y espacio determinados.

Hablamos mucho de las características más relevantes que los nuevos líderes necesitan en este mundo que despierta cada día transformándose (y transformándonos) y me quedo con tres. Son las tres que mejor encajan en la dinámica de nuestra industria, que es una montaña rusa de cambios con un futuro fascinante. Tres características que creo son necesarias para liderar la necesaria (y permanente) transformación de un sector que está evolucionando en muchas direcciones: ajustándose a un nuevo cliente con nuevos hábitos de consumo, adaptándose a una nueva era de cultura social y de empresa, y utilizando la tecnología y la digitalización.

La demografía, la tecnología, las regulaciones gubernamentales, la geopolítica, las condiciones laborales y las convenciones sociales de un momento dado influyen poderosamente en las oportunidades de negocios.

Desde aquí quiero dar las gracias de nuevo a Noemí Boza, socia y directora general de Mas Cuota, la invitación a esta interesante sesión, así como felicitarla tanto a ella como al equipo de Canal CEO por la estupenda iniciativa de los Desayunos, que nos acerca a diferentes visiones y soluciones para mejorar el mundo empresarial y hacer avanzar nuestros negocios. Gracias también a los patrocinadores que hicieron posible el evento (Logistic Services Europe, Totto, Wolters Kluwer y Nacex) y a La Salle Barcelona por la acogida. Te dejo con un video resumen del #DesayunoCanalCEO elaborado por el equipo de Canal CEO y con una galería de imágenes del evento.

Estrategia de Liderazgo

Tenemos un objetivo: Compartir conocimiento para crecer juntos y generar negocios sostenibles y felices.

Seguimos en contacto. Abrazos virtuales.

¿Te ha resultado útil este post?
Estrategia de Liderazgo: Predicción, Resiliencia y Contexto
5 (100%) 4 votos

2 Comentarios
Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *