VAJILLAS SOSTENIBLES 

Los japoneses tienen al menos catorce palabras para referirse al concepto tierra. Su uso depende del contexto y, también, a si ese concepto se asocia al planeta en su conjunto o a demarcaciones geográficas. Una de esas palabras es chikio (chikyuu) y ahora suma un significado más: el de vajilla sostenible, pues Chikio da nombre a la quinta colección de menaje de diseño de Ana Roquero, alma mater de Cookplay, buena amiga y una mujer cuyo trabajo y trayectoria admiro.

En un momento en el que la sostenibilidad está más visible que nunca en la mesa hostelera – nunca mejor dicho – y con el año 2021 en el horizonte (fecha en la que estará prohibido el uso de menaje desechable de plástico en la UE), son cada vez más las iniciativas respetuosas con el medio ambiente que surgen para dar una respuesta más verde a las diferentes necesidades del sector.

En esta nueva entrega de mis #DiálogosBallarin con Ana Roquero como protagonista hablamos de diseño sostenible, de nuevos materiales y nuevas formas de hacer las cosas, de una nueva manera de entender la forma de comer y el propio sector de la hostelería, de la asignatura pendiente que son los desechables sostenibles para food on demand – y con los que tienen mucho que ver los próximos proyectos de Ana – y de Chikio, claro. Te invito a leerla e inspirarte con ella.

Ana Roquero creó Cookplay (Bilbao) en 2014, una firma de diseño sostenible desde su origen / Fotografía by Cookplay
¿Cuándo sentís en Cookplay la necesidad de hacer de la sostenibilidad parte fundamental en la firma?

La idea está en nuestro ADN desde nuestros inicios. La primera colección, Jomon, se diseñó para ser producida en un material ecológico y biodegradable, pero la gran cuantía de los moldes y las dificultades de financiación – unido a que la sensibilización del usuario todavía era muy incipiente – acabó haciendo que nos decantáramos por la porcelana, que es también un material muy sostenible ya que es el más duradero y el que tiene más calidad en materia de menaje.

Ahora, cinco años después, con un mercado rendido a los productos ecológicos, lanzamos Chikio: una colección de 6 piezas desechables compostables como alternativa ecológica al mercado del plástico de un solo uso”

Antes de Chikio ¿cómo se trabajaba la sostenibilidad en Cookplay?

La decisión de crear mis diseños en porcelana entronca directamente con mi enfoque funcional y esencial del diseño, que dura en el tiempo, que no es fortuito ni de moda y que sirve para una necesidad y un uso específicos. Para mi, esos valores son intrínsecamente sostenibles. Así la primera colección Jomon es una respuesta a la forma de comer de pie en catering y eventos; Yayoi, la segunda, diseñada en pequeños formatos modulares, cumple con la necesidad de comer sano ofreciendo menor cantidad y más variedad en tus comidas; Shell Line responde con formas amables y generosas a los platos más esenciales de nuestra cocina; The tablet son piezas escultóricas y universales que dan forma a un comida global; y, por último, Chikio en caña de azúcar es una colección desechable, compostable y 100% ecológica para eventos y picnics.

¿Cómo ha sido el proceso de concepción, diseño y fabricación de Chikio?

Ha sido un trabajo principalmente de síntesis. Partiendo de las piezas de las cuatro colecciones de porcelana, he seleccionado seis de ellas y las he adaptado al formato, capacidad y medida de las necesidades de un catering: dos son platos planos, dos son boles mas gastronómicos y los otros dos, para líquidos.

Con un mercado rendido a los productos ecológicos, Cookplay lanza Chikio / Fotografía by Cookplay
Diseñar para materiales desechables y 100% compostables como los que usáis en Chikio ¿añade dificultad al proceso? ¿Hay que tener en cuenta parámetros diferentes a la hora de diseñar con este tipo de materiales?

Lo importante para mi es la idea y procuro que durante el proceso de producción no se contamine, lo cual es una gran lucha. Efectivamente en el proceso de industrialización el diseño tiene que tomar en cuenta todos los requerimientos técnicos de desmoldeos y materiales.

¿Por qué pulpa de caña de azúcar? ¿Qué tiene este material que lo convierte en idóneo para fabricar este tipo de productos?

La pulpa de caña de azúcar es un material ecológico, biodegradable y ademas compostable, tiene una textura superficial muy agradable tanto a la vista como al tacto y, si añadimos el color blanco mate, es muy similar al de nuestra porcelana sin esmaltar. Eso favorece que nuestros productos se identifiquen con facilidad y que se sustituyan unos por otros formando conjuntos coherentes.

Mi enfoque funcional y esencial del diseño es un enfoque intrínsecamente sostenible”

¿De dónde procede la pulpa de caña de azúcar que usáis?

La pulpa de caña de azúcar procede de Tailandia y Brasil. Era una planta que una vez extraído su jugo, el azúcar, se desechaba. Ahora ese residuo se utiliza para la fabricación de planchas de pulpa que una vez moldeada se convierte en un producto nuevo que tan solo lleva 10 años usándose como objeto de menaje con fines biodegradables y compostables.

¿Qué acogida está teniendo Chikio en la industria? ¿Seguimos apegados al plástico o la industria se abre a nuevas soluciones sostenibles?

Algunas grandes multinacionales están siendo un motor en promover estas soluciones sostenibles en sus comedores, por ejemplo SKY, la gran plataforma digital inglesa con 10.000 empleados con los que estamos diseñando sus nuevos recipientes compostables. En SKY tienen como objetivo eliminar todo plástico de un solo uso de sus productos consumidos para el 2020.

También te interesa leer… ¿Cuál es la mejor vajilla para hostelería?

Chikio es una colección de 6 piezas desechables compostables como alternativa ecológica al mercado del plástico de un solo uso / Fotografía by Cookplay
Junto con la sostenibilidad de materiales y proceso, en Chikio es protagonista indudablemente el diseño (como en todas vuestras colecciones). ¿Cómo contribuye el diseño a “extender” el uso de utensilios sostenibles en hostelería?

El diseño es un medio de expresión, si el diseño además emociona transmite con más rapidez e intensidad. Nos encontramos en un campo de actuación casi virgen donde el trabajo del diseñador debe de ser valorado porque desempeña el papel de transmisor de esos valores en objetos cotidianos para gozar de unas mesas más creativas y sostenibles.

El diseño ¿es una herramienta más para extender la sostenibilidad a todos los niveles dentro del sector? ¿Existe un “diseño sostenible”?

Yo creo que un diseñador ya no entiende su profesión sin la responsabilidad de diseñar y producir de forma sostenible. Cada vez hay más diseñadores empleando nuevos materiales ecológicos, bioplásticos, respetando planteamientos éticos de industrialización y siendo conscientes del uso equilibrado y consecuente de los recursos del planeta.

¿Cuál será el próximo paso de Cookplay en materia de sostenibilidad?

Queremos ampliar nuestras gamas de productos compostables hacia el mercado takeaway, porque es el gran reto para el sector y además hay una gran preocupación y ahora estoy en fase de prototipos para lanzar nuestra primera colección de cubiertos desechables en CPLA, material derivado en almidón de maíz, 100% biodegradable y compostable.

También te interesa leer… Vajillas: ¿Cuáles son las tendencias?

Sigue la conversación en mis Redes Sociales. ¡Te espero!

¿Quieres estar al día de las tendencias y corrientes que mueven el sector? Suscríbete a mi Newsletter aquí

Este fin de semana estaré en el XXIV International Festival de Jávea

Tenemos un objetivo: Compartir conocimiento para crecer juntos y generar negocios que construyan una sociedad Sostenible y Feliz.

Seguimos en contacto. Abrazos virtuales.

¿Te ha resultado útil este post?
#DiálogosBallarin: “Un diseñador ya no entiende su profesión sin la responsabilidad de diseñar y producir de forma sostenible”
Deja tu valoración

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *