in

El impacto brutal del paisaje de Rioja Alavesa

“Entrégame tu corazón, tu territorio, tu hospitalidad, trátame como un amigo”,

lo pide Eva Ballarin a través del Blog, que después de 30 años trabajando en hostelería y turismo en España, Holanda, Túnez o México, se dedica ahora a investigar la mejor manera de llegar a los clientes, buscando siempre lo auténtico.

Ella trabajó como directora de Port Aventura, quizá por eso, después de una experiencia así, ha dedicado el resto de sus días -hasta ahora- a experiencias auténticas, no a aquellas que necesitaban de una escenificación.

Bien sabe Eva Ballarin que no te puedes inventar bodegas de tres siglos, ni modelos productivos de cinco siglos, ni tradiciones históricas o gente auténtica en lo que hace y cómo lo hace, ni paisajes excepcionales, ni arquitecturas de gran atractivo, ni mil años de vitivinicultura…

Antes de entrevistarla, escuché su ponencia “Estrategia de marketing enogastronómico para incrementar ventas” en el IX Foro Enogastronómico organizado por la Ruta del Vino de Rioja Alavesa. Entonces decidí utilizar la teórica de su charla para aplicársela a ella en nuestra conversación.

Todo lo que ella nos dice de Rioja Alavesa está trufado de conocimiento del lugar y de un profundo afecto… pero ya leerán porqué. De hecho se refiere a la Comarca como este “trocito pequeño del mundo”, o como un lugar “emocionante que enamora”, o como un “destino muy puro dentro de Europa”, tal y como dice un amigo suyo que dirige una agencia de viajes en Mónaco.

Eva Ballarin es investigadora en tendencias, innovación y estrategia. Y además de eso, aseguran que es una mujer muy influyente en el mundo de la gastronomía española.

.- Te presentan como la séptima mujer más influyente de la gastronomía española.

Fue el Blog ‘Directo al Paladar’ quien hizo un ranking muy viral donde yo fui elegida la séptima mujer más influyente.

.- Y a ti te parece bien.

Me parece estupendo ser lo que la gente diga, porque al final la reputación ya no está en tus manos. Por mi parte puedo decir que influyo mucho, pero al final son los lectores de “Directo al Paladar” los que lo dicen, que es un blog muy reconocido, con seguidores muy exigentes.

.- En tu ponencia “Estrategia de marketing enogastronómico para incrementar ventas”, has utilizado palabras que se refuerzan entre sí: autenticidad, experiencias únicas y acciones reales.

Defiendo mucho la diferenciación entre autenticidad y escenificación. Te lo diré muy claramente, yo he sido directora de Port Aventura. Y formé parte del equipo directivo en la apertura de los dos primeros hoteles de Port Aventura. Entonces la escenificación la entiendo muy bien. Y entiendo muy bien cuando tú tienes que crear un escenario en el que recreas lo que sea.

Pero luego, el resto de mi vida me he dedicado a las experiencias más auténticas, no a aquellas que estaban escenificadas. Son dos ámbitos completamente diferentes

.- Hay experiencias que tú no te puedes inventar.

… HAY cosas que no te puedes inventar.

No te puedes inventar bodegas de tres siglos, ni modelos productivos de cinco siglos, ni tradiciones históricas. Eso es auténtico. Hay un modelo claro de turismo escenificado, los Disney, los Port Aventura. Hay un término que se llama “Disneyficación” que es convertirlo todo en Disneyland. Pero cuando tienes un valor, tira de él. Huye de la escenificación.

.- Tú eres una investigadora en tendencias de innovación. ¿Cómo te has formado?

Llevo 30 años trabajando en hostelería y turismo. He trabajado en muchos hoteles de España, Holanda, Túnez, México… formando a los primeros equipos. Es un sector que me apasiona, no sé hacer nada más que no sea intentar que la gente sea feliz. Me gusta participar en los grandes momentos de las vidas de las personas: una boda, un nacimiento, una gran reunión de amigos. Somos una parte sacramental casi de la vida.

Al volver de México, decidí trabajar no en el Sector, sino para el Sector de hostelería y hotelería.

Rioja Alavesa, “un destino muy puro dentro de Europa”

.- Quiero aplicarte en la entrevista lo que tú has teorizado para los demás. ¿Qué sabías de Rioja Alavesa?

Después de diez años de convivencia con mi pareja, decidimos casarnos hace dos años y medio. Nuestro viaje de bodas fue a esta zona.

.- ¿Cómo así?

Tanto a mi marido Dan como a mí nos gusta salirnos de aquellos circuitos escenificados. Cuando viajamos los dos, mi marido me tiene casi prohibido reservas en restaurantes de la Guía Michelin. “Hay que ir a las fondas de los pueblos”, me dice él. Así que vinimos a Euskadi, Navarra y Logroño. Que si Elciego, que si Laguardia, que si la bodega esta o aquella. Y mira, dormimos en este Hotel Eguren Ugarte donde ahora estamos.

.- ¿Y?

Fue uno de los viajes más bonitos de mi vida. Vinimos en octubre. Fue…

.- ¿Fue “auténtico”?

¡Lo fue! Casi no cabemos en el coche volviendo a casa con la cantidad de cajas de vino que nos llevamos.

.- ¿Con qué expectativa vinisteis?

Vinimos con una expectativa moderada, porque trabajando en el sector mides mucho lo que se cuenta. Te preguntas ¿a ver si va a ser solo esa maravillosa fotografía?, porque nunca es todo como en la foto… Pero midiendo mucho nuestras expectativas, fue un viaje maravilloso, descubriendo un territorio muy auténtico, con una comida muy buena, con unas bodegas fascinantes.

.- ¿Qué descubriste?

Que en un trocito muy pequeño del mundo hay unas joyas muy desconocidas. Por un lado dices “que no se conozcan, que no se conozcan” (baja la voz) “que no vaya más gente, no se lo cuentes a nadie”.

.- ¿Tú lo contaste?

Absolutamente. Lo publiqué en mi Instagram, porque yo no hago crónica de viajes ni críticas de restaurantes. Yo hago todo lo que es business, marketing, modelos de negocio. A mi gente se lo dije alto y claro: “Tenéis que ir”. Mi marido creció en el sur de Francia, en la parte mediterránea, tiene ya a tres amigos que han venido a Rioja Alavesa. Uno de ellos posee una agencia de viajes en Mónaco que recomienda nuestra ruta de Rioja Alavesa a sus clientes como “un destino muy puro dentro de Europa”.

Rioja Alavesa te abraza porque es de verdad

.- En tu conferencia has hablado de que el relato necesita ser comunicado a través de la hospitalidad de la zona. ¿Te dio tiempo a conocer esa hospitalidad nuestra?

No. Hay algo tangible en los destinos turísticos, como es el territorio, el paisaje. El paisaje de Rioja Alavesa te llega, y tiene un impacto brutal. Hemos visto esta mañana esa Sierra con una pequeña capa de nieve, o esas viñas rojas de otoño. La palabra es emocionante. Rioja Alavesa es emocionante y enamora.

Esta mañana le he enviado cuatro fotos a mi marido. Me ha contestado con un “qué ganas tengo de volver”.

.- Me decías que el territorio lo entiendes con facilidad…

La comida no es tan fácil de entender, porque es muy compleja y muy variada. El vino es un producto que llega y te toca. Lo entiendes bien. Pero la hospitalidad necesitas vivirla más, hay que volver a visitar la fonda, el restuarancito, un mercado, los bares. Hay que volver al lugar.

.- ¿Qué te habían contado antes de venir por primera vez de Rioja Alavesa, en ese “preconsumo” del que nos has hablado en tu ponencia?

Estoy en un sector donde la gente viaja mucho, y tiene amigos en todas partes. Así que te vienes con una lista de cosas que visitar, dónde comer, qué hacer… Al final no te la miras, ni llamas a los amigos de tus amigos. Yo prefiero perderme.

Viajando con mi marido una semana, me deja reservar un restaurante un poco “flashy”. Él insiste en decirme que vamos a vivir, a conocer a esa gente. Dan es holandés, y muy listo. En un dos o tres estrellas Michelín te sirven igual en todas partes. En un restaurante de Rioja Alavesa ese señor te va a servir como sirve a sus hijas. Esa es la hospitalidad que yo defiendo, la tuya, la auténtica.

.- Has utilizado dos palabras claves en Rioja Alavesa: Diferenciación y Excelencia. Son como dos campanas sonando en lo alto de la iglesia San Juan de Laguardia.

Son dos ingredientes necesarios para el éxito hoy en día. Es que hay una competencia muy alta, cada vez estamos viajando más, cada vez hay más destinos emergentes, y el que tiene un plaza con una iglesia y un banco ya ha montado un destino turístico. Para poder ser referencia, para poder atrapar la atención del que te busca..

.- Escribe en Google “Rutas de Vinos”, y a ver qué pasa…

Que me sale un listado de 30.000 páginas de Rutas de Vinos y de aquel que más paga voy a tener sus cookies persiguiéndome durante diez años. Esa diferenciación me tiene que captar mucho la imagen, y esa excelencia tiene que rematar la experiencia presencial.

.- ¿Tienes la certeza de que estamos defendiendo la identidad vasca en este territorio?

Sin duda. Yo siento que estoy en un territorio diferente. Te en cuenta que en territorios así disponemos de una serie de tangibles e intangibles muy potentes, muy propios. Si me voy al Priorat, el Priorat te abraza, la gente de Cornudella, a donde vamos a comer los domingos, o a la Fonda, o al Patet con sus canelones. Pero te abraza y te atrapa porque hay tradición, hay verdad, hay autenticidad.

.- No se viste a los camareros con guantes blancos, por ejemplo…

Si tienes autenticidad de base, trabájala, mímala, cuídala, es lo que digo. No la prostituyas. Dejaros de camareros con guantes blancos, que nadie prostituya la identidad, no intentes ser un restaurante de París, o de Barcelona, mantén lo que tienes. Yo quiero que ese señor me ponga en su bar la copa de vino, y me diga las cosas a su manera. Dame lo que tú tienes, entrégame tu corazón, entrégame tu territorio, tu hospitalidad, trátame como un amigo.

.- Lo de “Eva loves Álava”, lo pones aquí y en todas partes.

Eva loves Álava, Eva loves Madrid, Eva loves Barcelona, Eva loves Chile, Eva loves Santiago de Compostela… Es uno de mis hashtag de Instagram.

.- Pues yo te voy a proponer una foto con un texto que diga “Eva loves Rioja Alavesa”.

Venga.

Para leer la entrevista original, pincha aquí.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Gastro Ribera propone descubrir La Ribera de Xúquer con el paladar

Gastro Ribera propone una ruta para descubrir la comarca por el paladar